La hija de la lagrima

Por: @marggielop

Carátula Frontal de Charly Garcia - La Hija De La Lagrima
Editado en 1994 caratula frontal del disco “La hija de la lagrima” de Charly García.

Cuenta la leyenda que en una calle ne Barcelona, Charly escucho una discusión entre dos chicas, las cosas poco a poco se fueron calentando entre estos dos personajes, hasta que una de ella le pega una cachetada a la otra. la golpeada le dice a la otra ” no te olvides que yo soy la hija de la lagrima” la escena intrigo mucho a Charly García y creo esta joya.

En este hermoso disco que hay que escuchar de principio a fin porque se vuelve una pieza musical de casi 70 minutos, Charly toca casi todos los instrumentos en este álbum y lo acompaña una de las voces más hermosas de la historia de la música, María Gabriela Epumer, quien cantaba y tocaba la guitarra, fue un pilar de ese álbum y también demostraría todas sus virtudes un año después, en el famoso MTV Unplugged grabado en suelo estadounidense. En esa actuación en vivo se mostró como un apoyo permanente de Charly García.

En noviembre de 1994 -cuatro meses después de la salida de este disco-, su madre lo internó por segunda vez en tres años: fue ingresado por la fuerza en una clínica psiquiátrica. En diciembre fue dado de alta pero decidió no volver a tener contacto con su progenitora, y lo explicaba así: “Estoy absolutamente en contra del método que utilizaron la Courtney y mi mamá para internarme a mí e internar a Kurt (Cobain). Eso que se llama amor duro. Es un método que consta en no explicarle nada al que se supone que está mal, cerrarle todas las vías de acceso a cualquier tipo de cosa, dejarlo en la lleca”, decía el músico por esos días, de acuerdo a lo que recopiló el libro 100 veces Charly, de José Bellas y Fernando García.

Carátula Interior Frontal de Charly Garcia - La Hija De La Lagrima
caratula interior del disco “La hija de la lagrima” de Charly García

Si tienen 70 minutos les recomiendo esta pieza musical. Y que le den una oportunidad a Charly García. Las canciones se unen una a una con otra y son un deleite al oído. una oda a la soledad y a la libertad. Es casi un poema sonoro y parce que hace un collage auditivo que se une con la atmósfera de la ciudad.

Charly García
Charly García