La Morgue

Nota: @MuerteCultura

La Morgue (fotografía internet. Autor desconocido)

DEFINICIÓN DE MORGUE

Proviene del término francés “morgue” que significa “para mirar solemnemente”. Dependencia refrigerada para custodiar los cuerpos de los fallecidos para su autopsia, reconocimiento y reclamo. Según la RAE, significa “depósito de cadáveres”. Sin embargo, esta palabra difiere de un país u otro. Por ejemplo, en Estados Unidos se denominaban como “dead house”, aunque a principios del siglo XX se normalizó el primer término.

Su origen proviene del espacio de las cárceles francesas, donde se trasladaban a los sospechosos de delitos y a los nuevos prisioneros que a futuro debían ser reconocidos por los guardias. Ya para el siglo XV adquirió su significado moderno, describiendo el lugar del Châtelet para almacenar e identificar cadáveres desconocidos antes de ser entregados a sus familias para darles su destino final (entierro, cremación o depósito en bóveda). Sin embargo, este fue demolido por Napoleón Bonaparte, quien construyó otro edificio de iguales características y que fue bautizado formalmente con el nombre de La Morgue, pero por desgracia en 1864 este edificio fue nuevamente demolido. Ese lugar se hallaba cerca de la facultad de medicina de la Universidad de La Sorbona, el juzgado y el cuartel de policía, exactamente en Quai du Marché Neuf y Pont St. Michel.

En la actualidad, los hospitales y clínicas cuentan con depósitos de cadáveres debido a la escasez de tiempo entre el fallecimiento y el proceso de conservación. En ámbitos jurídicos, se practican autopsias en casos de muerte dudosa, violenta o inesperada, mientras que para la rama científica faculta a la investigación y el interés clínico. Como antaño estos establecimientos se hallaban colapsados de cuerpos NN que nadie reclamaba, se convirtieron en espacios muy útiles para el estudio de la medicina. También es posible encontrar morgues en algunos cementerios.

Hace años estos depósitos eran sinónimo de morbo y espectáculo, por ser de entrada más o menos libre. Sin embargo, en 1907 este tipo de construcciones fueron declarados como una institución, con sus áreas administrativas medicas y de investigación perfectamente reguladas.

La diferencia entre morgue y tanatorio radica en que el primero deposita los cadáveres en su interior y no realiza ningún acto de despedida, mientras que el segundo proporciona un espacio para el velatorio de los fallecidos.

En el campo literario, el cuento más conocido es “Los Crímenes de la Calle Morgue” de Edgar Allan Poe, publicado en 1841.

El precedente histórico de las actuales morgues se haya en el Antiguo Egipto, donde se manipulaban cadáveres para convertirlos en momias en las llamadas casas de la muerte.

MuerteCultura #CulturaDeLaMuerte