Cíclope

Ilustración de cíclope de grimorio de bestias

El Cíclope, es una de las criaturas fantásticas de impetuoso tamaño y con un solo ojo, el cual está ubicado en el centro de su cara. Eran caníbales y no les temían ni a dioses, ni a mortales.

La palabra “cíclope” significa ojo, rueda y círculo, teniendo mayor sentido completo como “ojo circular”. Un ser místico con forma de gigante que tiene un solo ojo en medio de la frente. Habit

El primer grupo de Cíclopes de los que se habla en la historia griega estaba conformado por tres hermanos. Estos fueron llamaos Arges, que representaba “el resplandor”, Brontes, que significaba a “el trueno” y Steropes que así lo mismo con “el relámpago”.

Estos tres hermanos eran los hijos de Gaia, la diosa que simboliza a la madre tierra, y de Urano, un titán que representaba el reino de los cielos. Los dioses del cielo y la tierra. 

Gracias a su capacidad para trabajar con el hierro, esta primera generación de Cíclopes se convirtieron en los forjadores del Olimpo, que servían especialmente a los dioses. Dada a su gran aptitud para manejar el metal, fueron los encargados de fabricar el rayo del dios Zeus, dios de todos los dioses.

Fueron conocidos como los “Artesanos Principales” y ese nombre se usaba para referirse a la construcción de armas bien hechas.  Eran tan célebres que se les adjudica la responsabilidad en la fabricación de otras armas famosas, como el casco invisible, del dios Hades.

El origen del segundo grupo de Cíclopes se dice que habitaban en la ciudad de Sicilia, siendo de los que se tiene mayor información. Eran los descendientes de Poseidón, el dios del mar y no poseían la habilidad para la metalurgia como si la tenían sus antecesores.
Uno de los más famosos fue el Cíclope Polifemo, a quien se le relacionan hechos directos de historias y aventuras con personajes como Ulíses, un héroe de Troya, también llamado Odiseo y con el personaje de Simbad, un ser originario de Bagdad.

Estos seres fantásticos, con un solo ojo, fueron venerados tanto en la mitología griega  como en la romana, y continúan encontrándose entre las criaturas más interesantes de los que hablan las más antiguas leyendas. Pertenecen a una raza de los gigantes, cuyo origen se pierde en los tiempos.

a en cuevas, es carnívoro y caníbal.

Al Cíclope Polifermo se le suele representar como un gigante horrible, un ogro salvaje, con barba de aspecto descuidado y con un solo ojo en la frente. Por dientes tiene grandes colmillos parecidos a un sable y sus orejas son puntiagudas, cuyas características hacen que parezca una criatura de fantasía alejada a apariencia tradicional de los mortales.