ECO (mito)

Resultado de imagen de eco mitologia griega
Eco. representación de Eco en las montañas.

Eco fue en realidad una oréade, es decir, una ninfa de las montañas que vivía en el monte Helicón, y que fue educada por las Musas mientras era criada por otras ninfas. 

ECO fue castigada por la diosa Hera, que le impedía hablar. Así pues, la oréade solo podía repetir la última palabra pronunciada por su interlocutor.

El motivo del castigo se refería a que Eco encubría a Zeus, esposo de Hera, con sus infidelidades, entreteniéndola con conversaciones elocuentes mientras el gran dios de dioses se marchaba con sus amantes.

Existen otras versiones sobre la existencia de ECO y cómo se relacionan con otros personajes de la mitología griega.

Eco y Pan.

PAN era el dios de los rebaños y pastores, observamos a esta deidad enamorada de la oréade. Sin embargo, su pasión no era correspondida, por eso, el fauno decide vengarse haciendo que se desgarre por unos pastores. Así pues, el llanto de la oréade dio paso a lo que hoy se conoce como eco.

La versión más conocida del mito se relaciona con Narciso, del que se enamora perdidamente por su enorme belleza. Sin embargo, en su nacimiento, el sabio adivino Tiresias afirmó que si el chico no se miraba nunca, podría vivir largos años.

Narciso despreciaba cualquier tipo de amor que le proferían, y así hizo también con Eco. Cuando la ninfa fue rechazada, esta solo era capaz de responder con las palabras del bello joven.

Humillada y dolida, Eco se marchó a un lugar solitario y se dejó llevar sin comer. Al final, desapareció de dolor y se desintegró dejando en el aire una voz que repetía las últimas palabras de cualquier frase, conocidas como eco.

Se dice igualmente que las mujeres rechazadas por Narciso oraron a los dioses y estos hicieron que el chico se contemplara. Enamorado de sí mismo, se dejó morir mirándose en un estanque y de su cuerpo muerto nació la flor del narciso.

  • Recuerdo de manera muy latente alguna ocasión cuando conocí mi Eco. Y cómo me soprendió escucharme en lo profundo de la naturaleza. Lo que no recuerdo es si fue en Chiapas o en algún lugar del sur de mi país. Recuerdo también, como mi padre nos contó por qué se le decía ECO la ECO. Una de las cosas que más disfruto en la vida es jugar con mi voz, por ello dar clases, escuchar las voces de otros y trabajar con sonido me apasiona de verdad ne la vida.
  • Si de verdad hay algo que valoro enormemente es mi voz, estoy agradecida con la vida por darme un voz para poder hacer lo que más me gusta y para poder vivir de ello. Todos los días hago miles de rituales para cuidarla y cuando enfermo de la garganta, cosa que no es muy seguido, de verdad, me invade una angustia profunda.
  • Una de las cosas curiosas que me sucede con mi voz es que incluso me avisa cuando es momento de tomar un descanso. Cuando he realizado muchas actividades en el día y necesito descansar mi voz se pone grave y rasposa un tanto ronca y sé, que es hora de ir a dormir. Otra cosa que me pasa es que puedo olvidar rostros pero no voces, puedo reconocer a alguien por su voz, repetir diálogos enteros de películas e incluso a la hora de leer poner voces
  • Agradezco a la vida por tener la oportunidad de vivir de mi voz. Agradezco también, una carrera y camino en este ámbito.
  • comparto este mito porque es importante también, escucharse. Saber de que color somos y una manera de saberlo es a través de la voz.
Resultado de imagen de eco mitologia griega
ECO. LA NINFA NE LAS MONTAÑAS (imágenes de https://www.google.com/search?q=eco+mitologia+griega&tbm=isch&ved=2ahUKEwjboc6ywqHlAhUNYawKHbKzCq0Q2-cCegQIABAA&oq=eco+mitolo&gs_l=img.1.1.0l2j0i5i30j0i30.38914.42783..44848…1.0..0.369.2759.8j4j3j2……0….1..gws-wiz-img…….0i67j0i10i67j0i10j0i8i30.P1aZ3qXrecI&ei=GnCnXdusK43CsQWy56roCg&bih=647&biw=1340&rlz=1C1SQJL_esMX836MX836#imgrc=FIUvnyAQd5ZtnM&rp=1 )